ORIGEN DEL PROYECTO REFUGEE CARE

 

Las imágenes de los antidisturbios utilizando gases lacrimógenos y empleando la fuerza para salvaguardar la frontera entre Macedonia y Grecia, a finales de agosto de 2015, hacen saltar las alarmas sobre lo que se ha dado en llamar “el mayor éxodo desde la Segunda Guerra Mundial”, para referirse a las miles de personas que desde meses atrás ya estaban emprendiendo grandes rutas hacia Europa, huyendo del conflicto Sirio y sus réplicas en los países del entorno, así como de la presencia del Estado Islámico.

La agenda mediática ya no puede evitar dejar de obviar la crisis humanitaria provocada por este gran éxodo cuando la imágen de Aylan, niño Kurdo de tres años cuyo cadáver fue fotografiado en una playa turca, pone en evidencia que la desidia institucional y los cierres fronterizos, dejan a miles de personas en manos de las mafias, como único mecanismo para superar los distintos obstáculos en las largas rutas desde Oriente Próximo hasta, sobre todo, los países centroeuropeos.

La toma de contacto con la realidad de migrantes y personas que buscan asilo, hace que varios fotoperiodistas de temática social que acudíamos a cubrir la situación en algunos puntos de estas grandes rutas como Hungría, Serbia, Turquía o la Isla de Lesbos, decidimos sumarnos a todos aquellos que tratan de paliar esta grave situación humanitaria a lo largo de toda Europa.

Con la idea de aprovechar esta iniciativa particular para generar una estructura más continuada o afrontar costes mayores de los que, en principio, pudiéramos asumir particularmente, nos decidimos a poner en marcha un proyecto más amplio que pusiera en común los medios necesarios para desarrollar toda la ayuda posible y poner así en marcha mecanismos que faciliten la posibilidad de solidarizarse a mucha gente que quiere ayudar, pero no encuentra la forma de hacerlo.

En este momento embrionario, era difícil detallar este tipo de ayuda y concretar los medios que necesitaríamos, lo que entonces llamamos: ACTIVIDAD y PARA QUÉ:

 

ACTIVIDAD

 

Cada día trataremos de hacer llegar manos, esperanza y cercanía desde la orilla. Conoce los detalles.

Hemos vivido que falta algo que creemos primordial, falta el calor humano cuando bajan, la sonrisa, el abrazo, la ropa seca para peques y abuelos… La persona que se quede con el niño en la orilla esperando a que bajen sus padres, el ayudarles a llegar al campo cuando son o están muy débiles, bien por edad o por condiciones físicas… que encuentren una persona que sientan que va más allá de la necesidad médica. En definitiva generar ese entorno de seguridad que a veces por las urgencias se descuidan.

Distintos tipos de necesidades y ayuda humanitaria se está cubriendo por otras asociaciones de voluntarios, a pesar de no contar con todos los medios deseables para la situación. Además del apoyo de MSF, Médicos del Mundo y de forma destacada los antifascistas, aunque estos se encuentran en su mayoría lejos de la orilla.

La actividad que estamos proyectando desarrollar consiste sobre todo en derrochar empatía y ternura, un poco más de humanidad. En principio, llegan mojados, asustados, con ansiedad, y necesitan un abrazo, una sonrisa, o simplemente que les cojan de la mano para andar cuando desembarcan en zonas difíciles, en las que se juegan sus siguientes pasos, o simplemente una luz… sobretodo, cuando lo hacen de noche.

bajada lancha niño

Otra actividad a desarrollar es colaborar distribuyendo las toneladas de ropa que han llegado a la isla desde todo el mundo y que para que cumplan su función necesitan una gestión intermedia, de forma que la ropa esté en la orilla y poder cambiar a los peques que llevan días con el mismo pañal, así como a mayores o menores mojados.  

21617877295_aa33f746a3_b

Hemos visto llegar bebés escocidos, sin tener nada para cambiarles, ni un pañal, ni una cremita… empapados, sin poder aportarles asistencia hasta varios kilómetros transcurridos, normalmente a pie. Necesitan para afrontar el largo trayecto hacia la seguridad con una muda seca, como mínimo. Ahora hace frío y tardan en llegar al campo más cercano.

calzado niña

niño manta

Cualquier cuidado en estos primeros instantes a su llegada es fundamental. Es importante ser conscientes de que la costa de Lesvos es el primer lugar que encuentran personas que no tratan de aprovecharse de su situación.

Por ello es esencial además de distribuir mantas térmicas, no sólo echárselas por encima, enseñarles a que estas se ponen entre dos capas de ropa para que puedan ser efectivas, así como acompañar a los ancianos si es posible en coche, y sino de la mano hasta el campo alumbrando su camino.

pickup

Abrazarles y darles cariño, son seres humanos a los que están humillando, bombardeando y que acaban de arriesgar su vida en el mar, lo mínimo que se merecen es esa sonrisa cuando llegan y que sientan que somos iguales, personas.abrazo voluntaria musulmanana 1

PARA QUÉ

 

Los gastos de desplazamiento hasta Lesbos y la estancia será costeada por los miembros del grupo. No somos ninguna organización, simplemente personas concretas que vamos a echar una mano y tratar de resolver necesidades que no requieren más que nuestra presencia y buena voluntad. Pero, además de ir hasta allí, como está haciendo tanta otra gente en los últimos meses, por su cuenta o como miembros de distintas asociaciones, nos hemos marcado un segundo objetivo, consistente en tratar de construir una estructura mínima que dé continuidad a esta labor.

La ayuda que estamos solicitando y para la que hemos habilitado una cuenta de Paypal y una cuenta bancaria, servirá, en primer lugar, para necesidades económicas que aún no podemos cuantificar o precisar totalmente (traslados de los casos más urgentes, alimentación, ropa y otras necesidades materiales) y que soportaremos también nosotr@s en la medida de nuestras posibilidades, en la parte que no se financie con ayuda externa. En un segundo nivel, si la colaboración externa lo permite, ampliaremos el proyecto a otra gente que disponga de tiempo para ir a colaborar, financiando estancia y gastos materiales de los voluntarios.

No aspiramos a llevar allí a voluntarios de manera totalmente gratuita, porque es difícil y también se requiere un pequeño compromiso por quienes quieran colaborar, igual que el de tanta gente que da aportaciones para este u otro proyectos, pero creemos que sí se puede al menos, facilitar que haya voluntari@s en Lesbos para el tipo de ayuda que queremos dar y que no tengan que soportar económicamente todos los gastos, superando el obstáculo de que quien se lo puede permitir no dispone de mucho tiempo y, al revés, quien tiene mucho tiempo, normalmente, no se lo puede permitir.

Además, independientemente de la colaboración ajena, entendemos que hay gestiones sobre alojamiento y estancia que pueden abaratar los costes de otr@s voluntari@s que quieran ir a prestar su ayuda, negociando o poniéndoles en contacto con servicios de la zona para que puedan permitirse ir allí minimizando precios de mercado abusivos por la fuerte demanda que, por desgracia se está produciendo en Lesbos.

A continuación, hacemos una relación de los gastos, que iremos actualizando según se vayan concretando los importes exactos. Hay que tener en cuenta que hay necesidades materiales que no sabemos si ya están cubiertas y que la realidad puede hacer surgir otras que ahora no podemos tener en cuenta:

GASTOS:

  • Transporte de 6 personas……………………………………….aprox. 1500 €

Financiado en su totalidad por los miembros del grupo.

  • Alojamiento de 6 personas……………………………………… aprox. 1000 €

Financiado en su totalidad por los miembros del grupo.

  • Comida 6 personas (40 jornadas)………………………………aprox. 1.500 €

Financiado por aportaciones (prioridad 3) o, en su caso, por el grupo.

  • Vehículos

Financiado por aportaciones (prioridad 1) o, en su caso, por el grupo.

Alquiler de 2 vehículos (18 jornadas)…………………………………aprox. 700 €

Gasolina………………………………..………………….………aprox. 300 €

  • Gastos materiales

Financiado por aportaciones (prioridad 2) o, en su caso, por el grupo.

Mantas térmicas………………………………………….……por determinar.

Ropa……………………………………………………….……por determinar.

Alimentación……………………………………………………por determinar.

Botiquín básico…………………………………………………por determinar.

¡GRACIAS!