Llueve sobre mojado

20160309_125156_001

Y sigue lloviendo en Idomeni, y ellos siguen encerrados, con sus familias, en un lodazal, preguntan que cuando abren, reclaman poder moverse, pero Europa sigue haciendo oidos sordos, sigue sin escucharles, sigue empeñada en continuar con el lento genocidio, que simplemente va cambiando cada vez de escenario, pero en el que poco a poco ellos, van dejando sus esperanzas y sus vidas.

P1010771

Protestan, una y otra vez, de una forma absolutamente pacífica, sólo gritan y gritan a una Europa que no quiere escucharles.

 

Deja un comentario